Control de olores

Aplicación

Control de olores

Nuestros sistemas son efectivos tanto en residuos sólidos como líquidos y el proceso involucra la atomización de químicos neutralizantes (para bloquear la percepción de olores), absorbentes de olores (que modifican los compuestos que causan los olores) o bio-neutralizadores completamente naturales que modifican la descomposición natural y prevenir la formación de olores mediante su acción biodegradable.

Es posible operar en grandes exteriores y rodear con los rociadores de nebulización toda el área del vertedero o el interior de edificios donde ocurren procesos de tratamiento de residuos, plantas de tratamiento de agua, ganadería, industria química, refinerías petroquímicas.


BENEFICIOS

Las ventajas son los bajos costos en comparación con otros sistemas de control de olores basados en atomización de agua. Los costos de energía son muy bajos y la instalación es muy rápida considerando que los sistemas se suministran en varias soluciones, o premontados con simples acoplamientos rápidos.

REACTIVOS DESTRUCTIVOS DE OLOR NATURAL

Los reactivos destructores de olores son extractos completamente naturales de plantas (aceites esenciales y similares), estos no son perfumes ni agentes enmascarantes sino productos que una vez rociados cerca de gases olorosos, los absorben y los transforman en compuestos biodegradables o no olorosos. Estos productos son ecológicos, no tóxicos, no contaminantes, no inflamables, no corrosivos y biodegradables. Constan de elementos que también se utilizan habitualmente en la industria alimentaria y cosmética.

El sistema de esparcimiento de neutralizadores de olores, consiste en una bomba de alta presión que presuriza la solución líquida a 70 bar de presión, la cual es empujada por un tubo de Poliamida o Noxido, y rociada en el ambiente por boquillas de nebulización patentadas. Los reactivos en forma de niebla fina con gotitas de 10 micrones de diámetro, permanecen suspendidos en el aire y luego se evaporan sin mojarse ni gotear, lo que hace que el sistema sea muy eficiente. Las moléculas del neutralizador se combinan físicamente con las moléculas de olor y las destruyen por completo.

Olores ambientales como resultado de procesos químicos o biológicos.

Millones de gotas de agua ultrafinas se atomizan en el medio ambiente.

Las gotas de neutralizador se acumulan alrededor del olor a gas, eliminándolo.